Amigos

lunes, diciembre 04, 2017

Lenguas de fuego

Gracias Ginebra por la posibilidad de dejarnos expresar y a la vez animarnos a hacerlo.





 Te amo- Dijo Marcos mirándola a los ojos

 Y yo- Tanto que ni imaginas- Dijo Eva

 Hacía meses habían planeado esa cena romántica en las azoteas de NY. Y ahí estaban en el centro del Rockefeller Center después de tanto soñarlo. El mesero trajo el cordero y ambos con un guiño sonrieron.


 Se los trozo – Preguntó el mesero

 Tranquilo, me gustaría trozarlo yo mismo-
 dijo Marcos.


 Terminó de trozar el cordero y lo sirvió en cada plato. 
Este cuchillo me lo llevo de recuerdo- Dijo Marcos-  mientras lo guardaba  en su saco -

La felicidad juega a los dados por las noches de lluvia- Dijo Eva

 ¿Tienes miedo?- Dijo Marcos 
 Ya no- Dijo ella. 


 Al terminar la cena caminaron el corto trayecto hacia el ascensor. Subieron tomados de la mano, imaginando el cuarto que los esperaba unos pisos más abajo. Oliéndose mutuamente la piel y deseando estar por fin entre los brazos del otro.

 Seguros- amados-


 El ascensor se detuvo en un abrupto golpe. Una explosión sorda los hizo caer al piso de rodillas. La luz se cortó.

 Se buscaron a oscuras con el terrible olor a cable quemado.


 Algo hervía.
 Algo se incendiaba. 
Y ellos eran el foco.

 No tardó mucho tiempo a que el ascensor hirviera, tanto que les fue imposible intentar cualquier maniobra de salir de ahí. 

 Nos vamos a morir acá- Gritó Eva 

 Tranquila amor, nadie morirá esta noche, anda mírame- Le dijo Marcos tomándole la cara.


 El calor aumentaba haciéndose imposible estar siquiera de pie. 

 Mírame- Dijo Marcos- Toma mi mano


 Qué tienes ahí- Dijo Eva- Ese cuchillo….

  Escucha por favor- ¿Recuerda lo que siempre te digo De mi amor- recuerdas?- Dijo Marcos



 ¡¡Basta…!! ¡A qué viene eso ahora por favor! 



 Ya sabes qué tienes que hacer. Ya lo sabes- Lo supiste desde el momento que nos conocimos- Dijo él firmemente-


 Por favor- Dijo Eva- 

Por favor- Dijo él….


 Para William Parker escalar en el periodismo era una carrera de tiempo completo. Estaba al pie del ascensor cuando llegaron los bomberos. Esperando la foto que lo salvaría. Jamás pensó en ver lo que vio. 

 Recostado sobre el piso del ascensor yacía un hombre joven carbonizado… El olor a carne quemada los paralizó a todos. Cuando dentro de las entrañas del hombre, comenzó a salir una mujer. -



------------------------ Siete días antes del después- -------------


Mírame, ¿Me ves? Acércate. Pon tus manos en forma de cuchillo. Ábreme. Sin miedo, ábreme. Separa el tórax sin temor. Quita todo órgano que no sirva. Menos mi corazón. Entra ahí, ponte cómoda. Esta es tu casa mi amor…





Si quieres leer a los que han participado en esta iniciativa 

https://varietes-ginebra.blogspot.com.ar/2017/11/pases-paraiso-de-letras.html

martes, noviembre 14, 2017

Estrechez

No hay adioses para los amores que hemos parido con el alma. 
Las letras, seguiran siendo para muchos, un refugio, una pequeña guarida.
Los vacios, se llenan con afectos.
En la pizarra del alma, quedan suspendidos los trazos fugitivos del nosotros.
Los simulacros...
Que alguna vez soñamos.
A imagen de nosotros, el cosmos estallara-
Para Siempre en su frenetico Big Bang 
D







Cómo

 En los bordes de un cristal...

Se crispan

Nuestros cuerpos

Detrás



De los espejo de la memoria.





Y no se...

Si es solo un diminuto instante

O la fuga



 Tras los pliegues

De los sentimientos.





Hoy el sonido



de las olas

me regala una nota.

Perdura



ahí...

En lo intangible.





miércoles, julio 12, 2017

Sobre el filo de la noche



Sobre el filo de la inmensa madrugada
Con su traje sin piel
Desnuda
Este ocaso, moldea los sueños 

Con su mano,
entreteje las heridas…
Y teje
Y teje
Tela nocturna
Agua de mar. 

Su brazo riega los parpados del agua
Y ahí abriga el alma.
Territorio sin límites
Sin señales. 


Los sueños…
Son como el asfalto negro
Con las orillas 

esquirladas 

Hoy tu olor huele a azufre
A charco estancado. 

Huérfanos mueren...
En la última morada de la eternidad



Estare un tiempo fuera Un abrazo enorme

sábado, julio 08, 2017

Vértice profano.





Hay un aroma que resbala
Suntuoso bajo el cuello
Los pechos se levantan.
Las bocas se muerden
El sudor cae lento como gota dispersa…
Entonces tu cuerpo se arquea.
Te derrumbas sobre el mío
Aunque solo hables en lenguas …
Jadea, jadea, jadea

@D








Limite pagano
Tu vértice...
profano.
La mirada no alcanza
El infinito
de tu cuerpo.
Rebotan los sentidos

Como un tacto peregrino
De tus labios
A tus pechos.
De tu ombligo
A tus piernas 

Un alarido suave
Nace de la garganta
Y muero en el abismo 

De tu vientre
Te llevas el mundo
Conmigo a cuestas.
Prendido al pecho

Aún sigue…
Intacto el latido